• activatuseo

Cómo prevenir las caídas en ancianos

La prevención de las caídas es fundamental para la salud de las personas mayores. Muchos ancianos que viven de forma independiente se caen al menos una vez al año y algunas de esas caídas provocan estancias en el hospital relacionadas con una fractura de cadera.


Y lo que es aún más espantoso es que la tasa de muertes relacionadas con las caídas entre las personas mayores ha aumentado en la última década. Por lo tanto, se necesitan estrategias de prevención de caídas para disminuir este problema y proteger a nuestros familiares de esas caídas no deseadas,


Cómo prevenir las caídas en el hogar


La prevención de las caídas comienza con la identificación de las personas de riesgo. Desde el punto de vista muscular, esto se puede llevar a cabo mediante una sencilla evaluación llamada "Overhead Squat". La persona debe ponerse de pie con los pies separados a la anchura de los hombros y se pone en cuclillas con los brazos extendidos por encima de la cabeza sujetando un palo o una toalla. Si no es capaz de realizar esta maniobra con los talones en el suelo, manteniendo la espalda recta y sin ningún tipo de dolor, entonces esas personas podrían estar en mayor riesgo de caerse.


Entrenamiento del equilibrio en personas mayores


Un programa de prevención de caídas puede hacerse en casa. La postura con una sola pierna es un buen ejercicio para principiantes en el que la persona se mantiene de pie sobre una pierna con los ojos abiertos durante 10 a 30 segundos y aumenta este tiempo a medida que mejora. Un reto adicional sería cerrar los ojos e intentar mantener el equilibrio. Es muy importante que alguien esté con la persona mientras realiza este ejercicio para no no tener ningún susto.


Se pueden añadir ejercicios de fuerza, pues son un punto clave para mejorar las áreas con las que una persona pueda haber tenido problemas durante su evaluación. El fortalecimiento del núcleo (músculos de la espalda, abdominales y pélvicos) es esencial, ya que esta zona es el centro de gravedad del cuerpo. Si fortalecemos estos músculos, al igual que las piernas, evitaríamos muchas caídas en personas mayores. Para saber más sobre ejercicios para personas mayores y sus beneficios te recomendamos que cliques el link.


Otras consideraciones:


Además del régimen de ejercicios, es necesario evaluar las articulaciones. Si las articulaciones no se mueven correctamente el equilibrio podría verse alterado, aumentando la probabilidad de sufrir caídas en personas mayores y no tan mayores. Los servicios de un fisioterapeuta o quiropráctico son en ese caso la mejor opción.


Puede ser necesario mejorar la nutrición. Muchos ancianos no se alimentan correctamente y, por tanto, carecen de nutrientes importantes necesarios para la salud de sus tejidos. Nutrientes como el calcio, la vitamina D y las proteínas, entre otros, son necesarios para ayudar a mejorar la salud de los huesos y reducir la incidencia de una fractura en caso de que se produzca una caída.


cómo prevenir las caídas en ancianos
anciano en la bañera


Cómo evitar caídas en el baño


Muchas personas mayores sufren lesiones por caídas en sus hogares y uno de los principales lugares donde se caen es en el baño. Para ayudar a prevenir esto, hay algunos consejos de seguridad que se pueden observar y que serán útiles para evitar que esto ocurra con frecuencia.


  • Adhesivo antideslizante en la bañera


Si tu familiar tiene una bañera en su casa, colócale un adhesivo antideslizante cómodo o una alfombrilla dentro de la bañera. Colocar la alfombrilla en una posición en la que pueda pisar inmediatamente cuando entre y salga de la bañera será esencial. Además, debe poder ponerse de pie sobre ella cuando se duche.


  • Coloca barras de apoyo en la bañera


Si no tienes una o dos barras de apoyo en la zona de la bañera, considera la posibilidad de colocar un par de ellas. Puedes utilizarlas para ayudarte a entrar y salir de ella más fácilmente. También puedes utilizarlas para ayudarse al agacharse.


Si el anciano tiene que agacharse para coger y cambiar el jabón, etc., colócalas un poco más altas para reducir las flexiones.


  • Ajusta la temperatura del agua caliente


Es probable que puedas ajustar el agua caliente moviendo un termostato hacia arriba o hacia abajo, para ajustar el agua en función de lo caliente o fría que desees. Si este es tu caso, no la pongas a más de 120 grados centígrados. Esto ayudará a evitar que el usuario queme, si el agua se calienta demasiado mientras se ducha, evitando posibles caídas u otros accidentes no deseados.


En Residencias Santa Rita nos preocupamos por la salud y el bienestar de las personas mayores. Si piensas que ha llegado la hora de que su familiar mayor necesita de ayudas especiales y crees que llevarlo a una residencia de ancianos es la solución, puedes dejarnos un mensaje o llamarnos al 900 264 268 y preguntarnos todas las dudas que tengas.


Contamos con 8 residencias distribuidas por Barcelona, Sabadell, Cornellá y Castelldefels. Ponte en contacto con nosotros sin compromiso. Te atenderemos encantados.



6 vistas

Entradas Recientes

Ver todo