Qué es la felicidad en personas mayores

La verdadera felicidad en personas mayores sólo se puede lograr cuando su mente está en paz, tienen que sentirla y vivirla, por eso, cómo en cualquier etapa, una actitud positiva ante la vida es muy importante a la hora de hacer frente a cualquier situación.

¿Qué es la felicidad para un anciano?

Una persona será más feliz en función de lo que entiende por felicidad, dependerá de sus circunstancias vitales, su estilo de vida y su personalidad.

Por lo general, las personas mayores son más sabias, más seguras y felices. A medida que envejecemos, nuestro cuerpo y algunas capacidades cognitivas se deterioran, pero con la edad, las personas comienzan a sentirse más cómodas en su propia piel, más seguras de sí mismas, más tranquilas y felices. En resumen, cuanto más mayores somos, mejor nos sentimos con nosotros mismos.

La buena salud mental de la tercera edad, a pesar de las dolencias físicas, ayuda al estado de felicidad general.

¿Cómo hacer más feliz a un anciano?

Los pequeños gestos son los que más cuentan, para ello lo más importante es que se sientan acompañados y queridos en esta etapa de la vida, adoptando una actitud positiva frente a ellos. De este modo, les contagiamos de alegría y positividad.

Una buena manera de hacer que los ancianos sean más felices es dedicarles gestos de cariño y escucharlos, para que puedan compartir sus vivencias y sentimientos del día a día, recordar momentos vividos en familia, mirar fotografías, etc; esto les encanta.

Preocuparse por su salud, cuando tienen revisiones y visitas, cómo se encuentran, si ven que nos preocupamos por ellos, tendrán más motivos para cuidarse.

Hay que intentar visitarlos todo lo que podamos y si no podemos, hacerles una llamada; les encantará hablar con nosotros.

5 consejos para que los ancianos sean más felices

Como hemos ido explicando, la felicidad es un estado emocional y lo podemos trabajar con estas 5 claves que ayudarán también a mejorar la autoestima en personas mayores.

1-  Aumentar el cuidado personal, regalarse un masaje, salir al cine, un café con los amigos y familiares.

2-  Tener hábitos de vida saludable, una buena alimentación y ejercicio moderado, como paseos al aire libre.

3-  No guardar rencor a nadie, ni a uno mismo y pedir disculpas si es necesario.

4-  Quererse tal y como es, con tus virtudes y defectos.

5-  Seguir adelante y dejar de lado las emociones negativas y los remordimientos, cada día, es un día nuevo y podemos empezar de 0.

Las personas de edad avanzada tienen más emociones positivas, más capacidad para superar las adversidades, los tropiezos de la vida los hacen más sabios, y provocan generalmente una mejoría en sus emociones, haciendo que se sientan más seguros, confiados y felices.

El sentirse útil y activo es una de las principales metas al llegar a esta edad, hacerlos partícipes de nuestra vida y participar en la suya, mejorando así la calidad de vida en personas mayores.

La idea de “ser feliz” implica un trabajo diario para tratar de estar cada vez más tiempo alegre, buscar buenos momentos cada día y sonreír, sonreír cada día.

La alegría más grande será la de vivir, aunque esto suponga un ejercicio de fortaleza para superar con una sonrisa el inevitable cansancio o el dolor de la enfermedad.

En Grupo Santa Rita nos preocupamos por la salud y la felicidad de las personas mayores. Somos un conjunto formado por ocho residencias en Barcelona. Cada uno de nuestros centros apuesta por el máximo confort y bienestar para el usuario.