Falta de apetito en ancianos, cómo ayudarles

Muchos adultos mayores tienen dificultades para comer durante las comidas o simplemente se niegan a comer porque han perdido el apetito. Eso resulta un gran problema ya que a la larga pueden empezar a adelgazar drásticamente y terminar desnutridos.

Este es un tema importante a abordar porque las personas mayores necesitan comer bien para mantenerse lo más saludables y activas posible.

Pero, ¿cómo se podemos convencer a los ancianos para que coman? ¿Y por qué es tan común la falta de apetito en ancianos?

Para ayudarte a descubrir por qué sucede esto, explicamos qué tipos de afecciones de salud podrían causar pérdida de apetito y compartimos varias razones por las que un anciano podría no comer con apetito.

pérdida de apetito en ancianos

anciano comiendo con apetito

Razones de la pérdida de apetito en las personas mayores

Si la pérdida de apetito no es causada por un problema de salud o de medicación, puede ser que sea por otros factores como:

1. Falta de ejercicio

El ejercicio y la actividad regulares ayudan a estimular el apetito. A veces, las personas mayores necesitan abrir el apetito antes de poder comer. Recuerda que el envejecimiento saludable es muy importante para ellos, llévalos a pasear o hacer ejercicios adaptados para personas mayores.

2. Deshidratación

Estar deshidratado puede provocar pérdida de apetito.

Muchos adultos mayores no ingieren suficientes líquidos y se deshidratan más fácilmente debido a los cambios relacionados con la edad o los medicamentos que están tomando.

3. Falta de rutina

Llevar a cabo una rutina diaria en la que las comidas se consuman aproximadamente a la misma hora todos los días puede ayudar a que su cuerpo se sienta listo para comer en esos momentos, así que si vives con una persona mayor, estaría bien que lo incitaras a comer siempre a la misma hora.

4. Pérdida del gusto

Con la edad, las papilas gustativas de muchas personas se vuelven menos capaces de detectar los sabores. La comida normal puede resultarles blanda y poco apetitosa.

5. Dificultad para masticar o tragar

Si comer se ha vuelto demasiado difícil para ellos, muchos adultos mayores simplemente no querrán comer.

6. Depresión o soledad

La depresión afecta a 1 de cada 10 personas mayores y, a menudo, causa pérdida de apetito. A muchos adultos mayores también les puede desagradar la hora de comer porque no tienen con quién comer y su soledad se intensifica. Si fuese el caso, intenta visitarle más a menudo o come con ellos más días a la semana. Te recomendamos que leas el post sobre cómo evitar la soledad en personas mayores.

En las residencias de ancianos de Santa Rita nos preocupamos por la salud de nuestros residentes, de forma que tengan una estancia agradable, activa y entretenida. Hacemos para que coman lo mejor posible para que se sientan fuertes y saludables en todo momento, teniendo en cuenta sus capacidades.

Si deseas de más información no dudes en ponerte en contacto con nosotros.